domingo, 31 de marzo de 2013

LA GRAN GALLETA

Una de mis grandes virtudes es mi fe ciega en mis amigas. Lo que ellas me dicen va a misa y me lo creo a pies juntillas.
Si una amiga me dice que tiene un plan divertido y sencillo para entretener a las fieras estas tardes lluviosas, yo me lo creo. 
¿Por qué me va a engañar mi amiga? Una receta sencilla para preparar galletas con niños ¿a que suena estupendo?
Sí, a mí también me sonó muy bien.
Aquí entra en acción otra de “esas cualidades” que debe tener una buena madre y que no tenemos las peores madres. Se trata de la capacidad para cocinar, y más concretamente la sobrevalorada capacidad para la repostería.
Después de acompañar a mi amiga a comprar los moldes con forma de estrella para nuestras galletas, y  los condimentos necesarios para decorarlas, repasé con atención la lista de ingredientes. Qué satisfacción comprobar que tenía todos los ingredientes en casa, esto empezaba bien.
Cuando llegué a casa le expliqué el plan a mi hijo, que estaba entusiasmado y era todo colaboración. Rápidamente nos pusimos manos a la obra y lo mezclamos todo siguiendo la receta.
La primera dificultad surgió cuando descubrimos con horror que nuestras galletas no conseguían tener forma de estrella. El molde que había comprado no ponía límites a nuestra creación, que perdía sus formas hasta convertirse en estrellas desdibujadas.
Pero lo peor estaba por llegar. Introdujimos la bandeja en el horno, para comprobar con estupor cinco minutos después que algún tipo de fusión nuclear había tenido lugar.  

Nuestras nueve galletas habían mutado en una gigaaaante, del tamaño de la bandeja, y para nada parecida a una estrella.

¿Qué era aquel horror?

Yo os lo diré. Aquello era la constatación de que la cocina y yo somos incompatibles.


Intentamos mejorarlo con los potingues que habíamos comprado con fines decorativos. 

Nuestra consigna para esa tarde era divertirnos, y lo conseguimos.

Ah, lo más sorprendente de todo, la gran galleta era comestible, y no estaba nada mal.





No obstantes, si queréis comer cosas ricas de verdad, en sitios con encanto, lo mejor es que os paséis por gastronomiayunapizca.blogspot.com.es y sigáis las sugerencias de mi amiga Magdalena. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...