jueves, 13 de junio de 2013

BOTELLÓN EN EL PARQUE

Ya sabéis que ahora tengo amigas madres en el parque, lo que no sabéis es lo tremendas que son. 
Está claro que para aceptar en tu grupo a la peor madre del año muy formal no puedes ser, pero su última hazaña me ha escandalizado hasta a mi, que por supuesto tomé parte en ella. 

Uno de los niños del grupo cumplía años, y su madre nos invitó a acompañarle en tan dichoso día. 

El plan era, y cito palabras textuales,  - nos vemos en el parque el miércoles, después del cole. Llevo una tarta y soplamos las velas. Nada de regalos que os conozco. 

Las instrucciones eran bastante claras y yo soy muy obediente. Por supuesto decidí seguirlas al pie de la letra. No es plan de enemistarse con las recién adquiridas amigas madres de parque. 


El día en cuestión descubrí con horror que yo era la única que había seguido las instrucciones dadas. De camino al parque vi como paquetes envueltos en vivos colores, a cual más grande, asomaban de los bolsos de las mamás invitadas al cumple. 


Los niños, siempre tan discretos, corrían a decirle al cumpleañero que sus mamás tenían un regalo para él, mientras mi hijo me miraba consternado.

 -  ¿mamá, y nuestro regalo?
 -  se me ha olvidado
 -  pero mamá es el cumple de Fer. Hay que traerle un regalo. 
-  ya cariño, pero se me ha olvidado.
-  mami ¿por qué se te ha olvidado?
-  ¿y tú? ¿por que no me lo has recordado tú? ¿acaso no es tu amigo?

En fin, un drama y mi escarnio público en la primera fiesta con mis nuevas amigas. 

Menos mal que las malas madres no tienen en cuenta estos fallos, o eso quiero pensar. 
¡¡ Fer perdóname !!  Paloma por favor no me lo tengas en cuenta. El próximo año compraré algo el doble de grande y de caro, lo prometo. 

Ahora os cuento los detalles de la fiesta, que fue un botellón en toda regla, y es que las malas madres vamos rompiendo canónes, y en esta ocasión no podía ser menos. 




Me quedé estupefacta cuando la mamá anfitriona apareció con 3 bolsas enormes. Ante la sorpresa del resto de mamás del parque colocó un mantel de tela, ojo al dato, de tela. Sí, de esos en los que luego las manchas salen fatal y hay que frotar. Un 10.
Galletas, patatas fritas, chuches, batidos de chocolate,  zumos variados, refrescos,  la TARTA, servilletas, platos, cubiertos. No faltaba detalle. Personalmente me ganó cuando sacó la bolsa de hielos, la botella de sangría y los panchitos. 
Si no fuese porque este blog va de malas madres le daría el premio a la mejor madre del año.

Para vuestra tranquilidad os diré que los municipales no nos vieron, y afortunadamente no acabamos todas en comisaría, aunque si seguimos así no lo descarto. 


Paloma y resto de malas mamás...


¡¡ Gracias por una tarde de botellón inolvidable !!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...