lunes, 19 de mayo de 2014

Mi hija no tendrá juguetes cursis.

Ahora que sabemos que nuestro segundo peque será una niña ando dándole vueltas a las cosas más absurdas, y es que la experiencia del primero marca, y cuando tienes un hijo tan friki como el mío, y con unos gustos y aficiones tan particulares no puedes por menos que pensar cómo va a afectar eso a su hermana. 

Todos los juguetes que tiene giran en torno a Star Wars, Super Héroes (todas las versiones, tamaños y colores) y variantes similares. 

El deporte, aunque lo seguimos intentando, no entra dentro de los dones concedidos al nacer. En mi objetivo de agotarle a como de lugar le hemos apuntado a fútbol dos días en semana. Sale de multideporte y empieza fútbol. Donde cualquiera esperaría encontrar un niño agotado y sin fuerzas yo recojo un mico de 4 años que sale disparado corriendo rumbo al parque (otra horita). Eso sí, a las 21 h. cae dormido sin sentido y  no hay niño hasta las 7 h. del día siguiente. 

En fin, que yo ando ilusionada pensando en nenucos, carritos, cocinitas y barbies, sin tenerlas todas conmigo. Por eso voy buscando alternativas para estar preparada y no criar una niña cursi. 
¿Qué sería lo peor que me podría encontrar?
Es mejor que nunca me hubiese hecho esa pregunta porque fijaos la variante de aterradoras alternativas que hay. 

La killer Barbie. Comete los crímenes mas atroces, al mas puro estilo Dexter, y luego sube las fotos a las redes sociales.



Que digo yo que si Kent no te mola ya, pues te vas con otro y listo, pero esto...       

Luego está la versión friki de Hello Kitty, que como alternativa me gusta más, y además estaría en sintonía con los gustos del hermano. 



Cuando llegase carnavales pasaría de vestirla de princesita. 
Yo le daría un toque original y diferente. 
Nada como una Frida Kalho o una Reina de Corazones cabreada. 


      

Fuente: http://ver.tvnws.com/disfraces-alternativos-para-ninas/




Y como buena madre, me gustaría que mi hija estudiase e hiciese una carrera de provecho. 
A ser posible mi vocación frustrada, la de veterinaria, y para ello nada mejor que estos juguetes que la introducirían en el apasionante mundo de la disección. 





Y después de este paseo me pregunto... ¿Que fue de las muñecas barriguitas?





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...